Aunque esta comprobado que educar con amenazas puede a corto plazo parecer que nos ayuda a conseguir el objetivo, se ha comprobado que educar sin amenazas a la larga es mas efectivo para que el niño.

Aunque difícil es la única manera de corregir el comportamiento de tu hijo y añadir que amenazas suele provocar el efecto contrario.

Te contamos varios trucos para conseguirlo.

Evita la lucha de poder

Es normal que el niño busque desafiarte para ver lo que aguantas que atención le pones y si sera capaz de conseguir lo que quiere. 

Evita entrar en una lucha que el ve como un juego en la mayoria de los casos y a ti puede llegar a desesperarte.

Gana el control de tus emociones

Si eres consciente de lo que intenta, sabrás controlar lo que genera en ti. La fustracion o ira debe ser controlada desde la inteligencia que da saber que busca o pretende conseguir.

Mantente confiada y segura

Algo que a ellos les hará comprender que no entras en sus desafíos, es que la calma, tu confianza y la seguridad que reflejes te hará mas firme en lo que tu quieres que se haga.

Explícale las consecuencias negativas antes de tiempo

Aunque cada vez esta tendencia es mas aplicada, a los niños se les debe indicar y explicar lo que ocurrirá o que consecuencias tendrán los actos que hagan. Deben ser conscientes poco a poco de que todos tenemos responsabilidades y sus actos consecuencias. Dale avisos que no amenazas.

espaciopublicidad espaciopublicidad