Belleza

Prevenir las varices

espaciopublicidad espaciopublicidad

Prevenir las varices

Tú eres tan importante para tu salud como ella lo es para ti

Terri Guillemets.

Y que te cuento…

Hoy hablamos de un tema que preocupa y mucho a la mayoría de las mujeres y también a hombres, las temidas varices.

¿Qué son las varices?

La insuficiencia venosa crónica, también conocida como varices o venas varicosas, son venas hinchadas a causa de una acumulación anormal de sangre. Estas se hinchan, aparecen amoratadas y en muchos casos pueden llegar a romperse y causar coágulos y enfermedades más graves.

Este trastorno se origina principalmente a causa de una mala circulación sanguínea. Debido a la falta de retorno que sufre la sangre, se acaban debilitando las venas que la portan.

¿Dónde se suelen producir?

El lugar habitual donde se suelen producir las varices es en las piernas. Aunque pueden producirse en otros lugares del cuerpo como brazos o manos.

¿Cuáles son los mejores metodos para evitarlas?

Dieta.
Apuesta por una dieta saludable y un estilo de vida activo, ya que, el sobrepeso es uno de los factores de riesgo. La alimentación correcta debe aportar todos los nutrientes necesarios para favorecer la circulación sanguínea. Rica en fibra disminuye el colesterol y mejora la circulación y baja en grasas y en sal.

Cada día se deben ingerir frutas y verduras como la rúcula, col, brócoli o coliflor. Legumbres como lentejas y garbanzos. Cereales integrales.

Arándano: el arándano favorece la circulación sanguínea, posee propiedades vasodilatadoras, antihemorrágicas y fortalecedoras de las paredes de las venas. Además, es rico en bioflavonoides y vitamina P.

Caléndula: la caléndula mejora el tono de las venas y las hace menos susceptibles a la degeneración debido al paso del tiempo. Es anti-inflamatoria, repara tejidos dañados, alivia el dolor de varices y reduce la hinchazón. El uso prolongado de la caléndula hace que las varices desaparezcan completamente.

Ejercicio.

Un hábito sano y fácil de seguir es caminar que junto a utilizar las escaleras y reducir al mínimo el uso del ascensor serán muy agradecidos por nuestras piernas y el organismo en general.

Los deportes o disciplinas de impacto no son muy recomendados al bloquear el flujo sanguíneo y así ampliar la presión en las venas. Para según que tipo de ejercicio, será recomendable el uso de medias de compresión.

Algunos ejercicios recomendados:

Pedaleo en la misma posición, movemos los pies como si estuvieses montando en bicicleta.

Elevar las piernas estiradas, abriéndolas y cerrándolas. Las repeticiones se realizarán tumbado sobre una superficie plana.

Caminar de puntillas es un ejercicio muy útil para combatir las varices ya que favorece, en gran medida, el flujo de la sangre.

Introducir los pies a distintas temperaturas agua caliente y fría, este cambio de temperatura activa el corriente sanguíneo.

Giros, levantar una pierna estirada y realizar círculos con ella y cambiar después de hacer diez giros a la otra pierna.

Subir escaleras evita las varices, activa la circulación y tonifica.

Piernas en alto. Tumbados, al situar las piernas por encima del corazón conseguimos que la pierna no acumule cantidad extra de sangre y permite que la circulación de la misma sea mayor por el resto del organismo. Elimina el dolor y la hinchazón de las piernas.

Presionar los gemelos y soltar repetidamente. Ayuda a que la circulación mueva la sangre que está en nuestras piernas, ayudamos a la presión dejando el pie apoyado en los dedos y quedándonos en cunclillas.

Caminar mantiene las piernas en constante movimiento. Te ayudará a sentir esa parte del cuerpo más ligera y a descongestionar las venas.

Otro punto a tener en cuenta es la elevación de las piernas a la hora de dormir, si las mantenemos en alto conseguiremos que circule menos sangre y que por lo tanto no se quede estancada.

Consejos:
Utiliza siempre calzado cómodo para caminar. El abuso del tacón puede tener consecuencias negativas.

Baños de agua caliente y tibia en la zona de las piernas.

Masajes en la zona de las piernas y en los tobillos. Importante, nunca debes realizarlos directamente sobre las varices. Sin aplicar demasiada presión. De esta manera, se movilizan los tejidos congestionados y la sangre fluye hacia el corazón.

Evita llevar ropa demasiado ceñida, no contribuye a una circulación óptima.

Fumar afecta a nuestra salud de muchas formas. También aumenta la posibilidad de sufrir varices.

espaciopublicidad espaciopublicidad