Tendencias

Watsu o técnica del shiatsu en el agua

espaciopublicidad espaciopublicidad

Watsu o técnica del shiatsu en el agua

Mientras el cuerpo flota en el agua, el entrenador masajea los puntos de tensión. Se aplican presiones en el cuerpo del receptor con el pulgar, manos, codos, rodillas, pies en las distintas zonas del cuerpo.

Del japonés ‘shi’ (dedo) y ‘atsu’ (presión), se trata de una terapia corporal que combina los componentes terapéuticos de un masaje estándar con movimientos rítmicos en el agua, activación de articulaciones, técnicas de Zen Shiatsu, respiración terapéutica y danza.

El Watsu estimula el sistema nervioso parasimpático que contrarresta las tensiones producidas por el estrés.

 

Cuando se ejerce presión sobre un punto determinado, esta presión envía información a través de la médula al cerebro y éste elabora una respuesta que envía de nuevo al lugar presionado.

Se practica en agua templada, que normalmente está entre 34 y 37 grados Celsius.

Una sesión dura entre 50 y 60 minutos.

Es una terapia física y no energética que trabaja a nivel manual con efectos de relajación sobre la fibra muscular.

Se basa en la idea de potenciar el movimiento fluido de la energía vital, llamada Ki, la cual fluye por los canales energéticos del cuerpo.

Beneficios a nivel físico y energético:

Aumenta la capacidad respiratoria.
Mejora la flexibilidad articular y muscular.
Disminuye la rigidez, aumentando la agilidad y movilidad del cuerpo.
Alivia contracturas y dolores musculares.
Elimina toxinas y aumenta la capacidad de adaptación y recuperación del organismo.
Disminuye el estrés.
Se muestra especialmente eficaz aliviando trastornos psico-emocionales tales como: insomnio, cefaleas, migrañas, debilidad general, fatiga, ataques de pánico, ansiedad y depresión.
Mejora el metabolismo y equilibra el sistema nervioso.

espaciopublicidad espaciopublicidad